Superliga Femenina: Génesis Rivera se alzó con el MVP

A fuerza de liderazgo y tenacidad Génesis Rivera destacó durante toda la ronda regular de esta primera edición de la Superliga Femenina. Fue bujía de Caribeñas de Caracas y un ejemplo de todo lo que se necesita para jugar baloncesto. Esos atributos le aseguraron el MVP de la temporada.

Rivera, que también fue incluida en el quinteto ideal como la mejor ala pivot del torneo, ha maravillado a todos con su velocidad, agilidad, buenos tiros, oportunos bloqueos e impactantes contraataques.

Frenar su juego fue la estrategia más clara que manejaron los rivales para intentar vencer a Caribeñas. Pero ella se ajustó y apeló a sus habilidades como líder y comenzó a impulsar un juego colectivo que a la larga les permitió acceder a las semifinales.

Con todo y ese cambio en su juego Génesis terminó líder en puntos, promediando 19.7 por juego, en bloqueos con un total neto de 30 y en minutos jugados (38.59).

Además, fue segunda en rebotes (14.2), quinta en robos (2.5) y sexta en asistencias (4).

Reconocimiento e impulso para la semifinal

Al conocer la noticia se mostró conmovida y sorprendida. Pero afirmó que el reconocimiento es un impulso especial de cara a las semifinales, que iniciarán este domingo ante Patriotas de Barinas.

«Tengo los ojos un poquito aguados, toda la gloria sea para Dios como siempre. No me lo esperaba, sinceramente pensé que iba a ser para Waleska (Pérez), pero estoy muy agradecida con quienes me tomaron en cuenta para este reconocimiento, lo aprecio mucho y créanme que vamos a seguir trabajando», expresó Rivera claramente emocionada.

«Lo que más quiero es ayudar a este equipo, tengo muchas ganas de competir, de que juguemos bonito y que ganemos en equipo, yo quiero lo grande, agradezco mucho este reconocimiento, pero falta algo más y voy a darlo todo para alcanzarlo», agregó la caraqueña.

Yurkia Gallardo: Jugadora revelación

Con credenciales de capitana, en un equipo donde sobran las estrellas, Yurkia Gallardo dominó el torneo de principio a fin, presumiendo talento, madurez, liderazgo y una infinita pasión.

Es una de las pocas jugadoras que vio acción en los 12 partidos del campeonato y además disputó el 3×3, quedándose con el MVP de la final.

Ha tenido que sortear muchas veces las ausencias de Waleska Pérez y Yosimar Corrales, asumiendo el mando del ataque oriental y guiando al enorme talento joven que se reúne en su equipo.

Gallardo disputó un total de 431 minutos. Y cerró la ronda regular siendo, según sus promedios, segunda en recuperaciones (2.92), cuarta en puntos (17.25) y fouls recibidos (3.92) y séptima en asistencias (3.83).

“Tengo entrenando cerca de seis meses con la ayuda de mi hermano, que a pesar de estar lejos ha estado siempre atento, me manda mis rutinas, me corrige y aquí estoy… Yo vine para esto, para jugar  todo el tiempo que se me necesite”, aseguró la capitana oriental. 

“Vamos a seguir trabajando, no nos confiamos, vinimos con una meta muy grande que es el título y vamos a darlo todo por eso”, concluyó.

Texto: Superliga Femenina

Foto: Superliga Femenina

Botón volver arriba