Miguel Ruíz: “Es una alegría volver a Trotamundos”

El buen hijo vuelve a casa. Con ese lema,  Miguel Ruíz  se prepara para encarar su primera experiencia con Trotamundos de Carabobo en la Superliga de Baloncesto (Apertura 2020), luego de su paso por la Liga Nacional de Básquetbol de Argentina donde lució los colores de Platense y Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia.

Ruíz, que llegó al país del sur, luego de su destacada actuación en el Mundial de China 2019, como pívot y sustituyendo a Gregory Echenique, nos describió su pasantía por Argentina y sus aspiraciones con el ‘Expreso Azul’.

“Es una alegría regresar al equipo de mis amores. Trotamundos muestra una nueva cara. Ya no es el equipo que quedó campeón en el 2019 (Copa LPB), pero hay un buen núcleo de jóvenes y otros con experiencia para seguir buscando los primeros lugares”, señaló.

Su más reciente actuación con el quinteto patagónico, lo dejó como el líder rebotero del equipo y entre los líderes del mencionado departamento dentro de la LNB. El caraqueño, mejoró sus promedios ofensivos. Función que mejoró gracias al trabajo con Hermis Peñaloza en Trotamundos, y que quedó plasmado con Platense en la LNB.

“Cuando llegue acá (Platense 2020), me encontré con buena química y con la confianza del coach (Alejandro Vázquez). Ellos lograron el ascenso y yo venía con una función en específico, para eso me contrataron. Pero lo importante es que lo aprendido con Hermis me ayudó mucho con Platense. Sin duda fue un buena temporada”, analizó.

Pasantía por Platense

En su estancia con el ‘Calamar’,  Miguel Ruíz  registró su mayor progreso ofensivo. Se las arregló para subir sus promedios dejando; 9.3 puntos, 9.1 rebotes, 1.6 asistencias, 1.3 balones recuperados, 1 bloqueo, 15% de valoración (28:00 minutos) en 21 compromisos.

El crecimiento del también conocido ‘Sukhoi’ caraqueño, se plasmó con un 50.3% en tiros de campo (75/149) y en los lanzamientos libres dejó un 74.2% (46/62). El equipo bonaerense registró en dicha temporada 7 ganados 16 derrotas, luego de ser el campeón en la Liga Argentina (segunda división).

La resaltante actuación del centro criollo con Platense, le permitió un nuevo desafío como profesional que llegó de la mano de Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia.  Miguel Ruíz , llegaba a un equipo aspirante y de los ‘Top 10’ en el baloncesto argentino.

Su llegada al cojunto verde, se produjo por sus buenos números con Platense. La mesa quedó servida para seguir viendo la evolución ofensiva de Ruíz, en una accidentada edición 2020-21, que se reprogramó por COVID-19 y donde también se contagió sin males mayores como asintomático.

“Fue una temporada con contratiempos. Nosotros iniciamos muy bien y luego llegó el parón por la pandemia donde mis compañeros y mi persona, salimos contagiados. Afortunadamente pudimos retomar el ritmo y meter al equipo en playoffs. Fue una temporada mágica y maravillosa”, recalcó.

Con el equipo de Martín Villagrán, el interno mundialista mantuvo su buen ritmo en cuanto a sus promedios y bajo un nuevo rol. La defensa que lo caracteriza, y su dominio bajo los tableros con sus 6’6 pies, prevaleció en un nuevo esquema de juego.

El pívot registró 7.2 puntos, 7.7 rebotes, 1.5 asistencias, 1 bloqueo, 1.3 robos para un 12.9% de efectividad jugando por espacio de 24:08 minutos en 41 cotejos. La recién culminada temporada con Gimnasia, los ubicó 5tos con marca de 24-14 en la Zona Única y accidentalmente fueron barridos por Boca Juniors en la 4tos de Final (0-2).

Un considerable 53.2% de campo (115-216) y un imponente 71.7% en libres (66-92), deja a  Miguel Ruíz  con un crecimiento ofensivo gracias a su trabajo, constancia y dedicación. En las primeras fechas de la LNB, se mantuvo entre los cinco mejores reboteadores del torneo, pero al final se ubicó 8vo y el mejor en su quinteto.

“La clave para seguir creciendo en el basquet, es continuar trabajando para lograr objetivos. Mi objetivo con todo lo aprendido es potenciar a Trotamundos y llegar en óptimas condiciones para el repechaje con la Selección”, comentó.

Objetivo europeo

 Miguel Ruíz , no descarta una oportunidad en Europa. Aunque no descartó su regreso a Gimnasia donde lo trataron de maravillas, fija metas a sus 30 años edad para escalar a una liga en el viejo continente que sigan potenciándolo como uno de los mejores centros del país en la actualizad, o quizás el mejor para algunos.

“Me gusta la liga Argentina, pero uno nunca sabe dónde puede jugar. Me gustaría jugar en Europa, sé que es difícil y se tienen que dar muchas cosas. Pero te repito, trabajo para eso y espero que esa meta se cumpla. Por ahora vivo el presente ya en Venezuela y esperando ponerme a las órdenes de Alfredo (Madrid, entrenador de Trotamundos) para ayudar al equipo en la Superliga”, enfatizó.

 Miguel Ruíz  pisó suelo venezolano el lunes en horas de la madrugada procedente de Buenos Aires, Argentina. Su regresó al baloncesto rentado duró dos años donde dejó el tricolor nacional por todo lo alto en suelo albiceleste. Su metas más clara, Trotamundos y la ‘Vinotinto de las Alturas’, son sus objetivos para el presente 2021 en curso.

📝 William Muvdi / @WilliamMuvdi

📷 Galería La Liga Argentina

📹 Ciudad Basket / @CiudadBasket

Botón volver arriba