El año 2 d.K (Después de Kobe)

26 de enero y es imposible no recordarte, este es el año 2 d.K, sí después de ti, Kobe. El primer año te conté sobre lo que había pasado en el mundo luego de tu sorpresiva partida, pero hoy te quiero hablar sobre lo importante de tu “mamba mentality”. Han sido tiempos difíciles, pero tu forma de pensar ha mantenido a muchos a flote.

Kobe Bryant, el hombre que no se inmutaba ante nada, sin duda, ese fue uno de tus grandes atributos. Mostrar en los momentos complicados un temple que pocos atletas han tenido y crear todo un culto a esa forma de pensar. Entrar a la cancha escuchando en los audífonos el soundtrack de Halloween, de verdad cuando vi ese video no paré de reírme, te comparabas con Michael Myers jaja, Kobe, ¿de verdad? Aún no dejas de sorprender al mundo.

Aunque seguramente gracias a eso te convertiste en una leyenda. Pero bueno Kobe hoy es para decirte lo duro que ha sido para muchos lidiar con la depresión. Los problemas del mundo continúan, hay burbujas que dicen que las cosas se arreglaron, pero es una falacia palpable. Mientras, hay gente que busca la supervivencia en todo el mundo y ahí es donde entra tu “mamba mentality”.

Cada día es más complicado levantarse a echarle ganas, pero comienzas a preguntarte, ¿qué haría Kobe? Te levantarías más temprano que todo el mundo, entrenarías, después verías un par de telenovelas y en la noche te lanzarías un partido de 81 puntos, suena fácil ¿verdad?

Tu manera de ver la vida ayuda mucho en los tiempos oscuros. Cuando no quieres comer, ni siquiera levantarte de la cama, cuando crees que tus sueños no los vas a alcanzar y que el mundo se te viene encima hay que ser más el 24 que el 8. Hay que observar a ese Kobe Bryant con temple que hacía un fade away y no el que buscaba una clavada.

Las enseñanzas que dejaste en cada video, en cada entrevista, en libros y hasta en tu música pueden ayudar a los que atravesamos esta oscura fase. La salud mental no es juego, cada día muchas personas se suicidan por esto, en su mayoría jóvenes y eso puede estar relacionado con la presión social, las redes y todo lo que tienen que vivir en este momento, pero tú, dejaste una guía para poder afrontar estas cosas.

Para ti el baloncesto no era un juego, era tu vida y así hay que ver las cosas. Disfrutabas estar en la cancha más que nada, en cualquier faceta y de camino a una cancha te convertiste en más que una leyenda. Creo que esa fue tu enseñanza más grande, disfrutar lo que se hace. Si no logras eso debes cambiar el rumbo para encontrar lo que disfrutes y convertirte en el mejor.

Hoy te digo gracias, espero que sigas jugando con tu “mambacita” en el lugar en el que te encuentres. Mientras por aquí tenemos que seguir tus enseñanzas y tratar de emular tu mentalidad para no caer en un abismo.

No me imagino en cuantos momentos pensaste en tirar la toalla, pero nunca claudicaste. El año 2 después de Kobe fue difícil. Cada día que pasó pensabas en que no importaba que llegara el siguiente, pero luego sabías que había un juego importante y tenías que levantarte, ponerte el uniforme y salir como Michael Myers a la cancha. Hoy es un día difícil Kobe, pero siempre tendremos tu “mamba mentality” para poder afrontarlo.

Texto: Rowerth Goncalves / @Rowerth92

Foto: NBA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba